Reseña Lola y el chico de al lado

Muy buenos días mis navegantes, para que empecéis con ánimo esta semana os traigo la reseña de un libro excelente: Lola y el chico de al lado, de Stephanie Perkins. Hace ya tiempo que tendría que haber puesto la reseña pero ya sabéis porqué no pude, desde aquí le doy las gracias a nuestros chicos de Neo por el ejemplar.

Título: Lola y el chico de al lado
Autora: Stephanie Perkins
Saga: Anna and the French Kiss #2
Idioma: Español
Editorial: Plataforma Neo
Formato: Tapa blanda con solapas
Páginas: 399
ISBN: 9788415750536
Precio: 17€



Opinión Personal
Lola Nolan es una joven adolescente a la que los colores vivos, las prendas alocadas, las pelucas, los complementos y los modelos estrafalarios le sientan como un guante. Como futura promesa de la moda Lola triunfa, aunque en el campo del amor las cosas no están tan bien diseñadas y confeccionadas como deberían. Su novio Max, un músico mayor que ella, no es un pastel del agrado de los padres de nuestra protagonista, ni tampoco de sus amigos Anna y St. Clair, con lo que su relación está constantemente bajo supervisión y crítica. Añadamos ahora al conjunto el regreso del primer amor de Lola, su vecino Cricket Bell, un joven irresistible y brillante en lo que a inventar cosas se refiere, pero que aún no ha encontrado la forma de inventar una máquina que le proporcione el amor de su vecina excéntrica y simpática. ¿Pensábais que la mezcla para el cóctel ya estaba lista? pues no, por si esto fuera poco, Lola tiene otros problemas además de los amorosos: su madre biológica ha venido para quedarse una temporada en casa (lo que la vuelve loca), el vestido que está diseñando para llevar al baile del instituto le está dando buenos quebraderos de cabeza y para rematar la faena se ve "obligada" a ayudar a una persona que odia a diseñar y elaborar unos conjuntos nuevos.

Así pues tenemos en la coctelera todos los elementos para formar una historia llena de simpatía, amor, amistad y mucha frescura. Al igual que en el libro anterior (reseña aquí) Stephanie Perkins consigue hacer que el lector simpatice con sus personajes y se sienta atrapado por la historia. Con un tono desenfadado y un ritmo ágil, he ido devorando las páginas del libro una tras otra hasta llegar a un final que me dejó un agradable sabor en la boca.

En lo tocante a los personajes debo decir que Cricket me ha conquistado con esa simpatía, esa bondad y esa sonrisa fácil. He sufrido por él a veces, me parecieron muy profundos sus sentimientos, es un personaje que me ha llegado. Me ha encantado encontrarme de nuevo a Anna y a St. Clair y saber cómo les va, por supuesto, y como no podía ser de otra forma, no han cambiado nada. En cuanto a Lola debo decir que me siento identificada en parte con ella, no puedo ocultarlo por más tiempo... ¡me encantan los colores llamativos!, entiendo perfectamente lo atractivos que pueden resultar para una joven con la imaginación desbordada. Vemos que es una chica llena de talento, querida por sus amigos y por sus padres (que por cierto me recordaron un poco a Michel y Cameron de la serie Modern Family, ¿a vosotros no?) pero no me gusta la forma que tiene de comportarse con los chicos, es un "como no sé qué hacer no me importa que sufras", me ha parecido algo egoísta.
Max es un joven maduro ya, que busca en una relación estabilidad y no tanto platonismo como Lola. Confieso, aun a riesgo de ser apaleada, que a mí no me caía tan mal, me parece que se lleva la peor parte de toda la historia y no me gusta que la autora intente hacerlo quedar como el malo al final, creo que la culpa es de Lola y la reacción de Max es comprensible, si bien no justificable. La hermana de Cricket, Calliope, no me cae bien, simple y llanamente, si yo fuese Lola se iba a dar con un canto en los dientes, para mi no tiene justificación que sea como es, ¡chica si  no eres feliz por lo menos no toques las narices a los demás que sí lo son o pueden serlo!.

En fin navegantes, Lola y el chico de al lado es una novela juvenil, fresca y divertida, llena de amor escondido entre patrones y retales coloridos que os hará pasar un gran rato. Para mí es una lectura totalmente recomendada, tanto para los que son amantes de la literatura juvenil como para los que no, es sin duda una lectura que os gustará.
Yo le doy un 4,5 de 5


La Autora
Stephanie Perkins nació en Carolina del Sur, creció en Arizona y fue a la universidad en San Francisco y Atlanta. Siempre ha trabajado con libros: primero como librera, después como bibliotecaria y ahora como escritora de literatura juvenil. En la actualidad vive en las montañas de Carolina del Norte con su marido, sus dos perros y su gato, en una casa en la que cada una de las habitaciones está pintada de un color del arco iris.

7 comentarios:

Annie ♥ dijo...

¡Este libro me encantó! Quizás siga prefiriendo a Anna porque... bueno, París es París, pero Lola es genial. Me encanta el mensaje de Stephanie Perkins de que cada uno es como es y eso es lo que nos hace especiales.

¡Y sí! ¡Andy y Nathan SON como los de Modern Family! Jaja, creí que era la única que lo pensaba.

Vir dijo...

Me enamoró la historia de Cricket y Lola, me parecieron muy tiernos y monosos la verdad xD Ahora estoy deseando leer la historia de Isla :P

Un beso!

.:PaTrY:. dijo...

Me gusto mucho este libro igual que el anterior de la autora ^^

Besitos

Claudiettha J.V. dijo...

Tiene una pinta estupenda, llevo deseando leerme los libros de la autora desde hace tiempo!

Besos y gracias por la reseña^^

Girl Pink dijo...

Yo estoy deseando leerlo!
Besos ♥

Alice dijo...

Hola :D !!

Tengo muchas ganas de hacerme con el libro jijijij La primera parte me gustó mucho, asi que nada, a ver si lo consigo pronto! Gracias por la reseña

Paula Tina Mente dijo...

Hola, a mi este libro me encantó, y estoy de acuerdo contigo en lo que se refiere a Max, creo que al final el chico fue el chivo expiatorio...un poco injusto la verdad, pero bueno, aún así me gustó muchísimo y espero leer más de Perkins.

Saludos!

Redes sociales

           

Apoyo

Participo

ir arriba